Nuevo cada mes en la Biblioteca Colectiva : EL SALTO

Qué es El Salto

El Salto es una propuesta impulsada por el periódico Diagonal y más de 20 proyectos comunicativos de todo el Estado para lanzar un nuevo medio en 2017. Frente a la competencia entre medios afines queremos cooperar, juntar fuerzas y lanzar un gran medio que funcione con otras reglas. Un medio democrático, de propiedad colectiva, descentralizado y financiado por la gente, no por grandes corporaciones a través de la publicidad y los contenidos patrocinados.

El Salto Blog

El objetivo: crear un medio propio, con muchos más recursos y capacidad de incidencia, que contribuya desde el ámbito de la comunicación y el periodismo de calidad a la transformación social y a crear otros relatos sobre la realidad desde el análisis, la investigación y el humor.

Qué vamos a hacer

Una web de actualización diaria, con información de diferentes territorios, una amplia red de blogs y protagonismo de los contenidos audiovisuales (vídeo, radio, fotorreportajes). La nueva web se adapta a cada territorio mostrando las noticias más cercanas, siempre acompañadas de la información de contexto estatal e internacional.

Una publicación mensual de entre 64 y 80 páginas, con reportajes, humor y análisis reposado, con secciones a cargo de medios que forman parte del Salto, como Pikara Magazine –con información feminista, crítica y disfrutona– y El Salmón Contracorriente, con otra forma de entender y explicar la economía. En los territorios con proyectos aliados, se incluirán páginas con información local.

Un medio propio. Los socios y las socias podrán participar, si lo desean, de las decisiones estratégicas del proyecto en las asambleas generales y a través de consultas online. Tendrán, además, acceso a la versión digital del periódico, y a sorteos y descuentos en libros, conciertos, obras de teatro y productos de comercio justo. En ningún caso ser socio o socia supone más obligación que renovar la suscripción.

Un medio descentralizado con nodos locales y medios territoriales aliados. Queremos darle la vuelta a la forma de funcionar de los medios tradicionales y colocar lo cercano en el centro. Por eso trabajamos en diferentes territorios con proyectos locales que comparten una misma visión de la comunicación. Con todos ellos compartiremos una serie de recursos comunes  (una web y una publicación mensual común, una serie de tareas administrativas) para optimizar

¿Quiénes saltamos?

El Salto es mucho más que una red de medios. Es una propuesta para crear un nuevo medio en 2017. Una apuesta basada en diversas formas de colaboración e integración entre proyectos afines para cooperar y no competir, compartiendo recursos o ideas: desde coberturas e investigaciones conjuntas a una publicación mensual y una web común. Un medio de medios.

Con distintos grados de implicación participan más de 20 proyectos. Desde medios como Diagonal, AraInfo (Aragón) o Bostezo (Valencia) a proyectos locales y periodistas que están conformando nodos del Salto en Madrid, Andalucía, Galicia, Castilla y León y Navarra. Desde medios feministas como Pikara Magazine (que tendrá una sección en el mensual) a proyectos como El Salmón Contracorriente o la revista Pueblos. Desde colectivos que trabajan el vídeo, como Siberia TV, La Guerrilla Comunicacional o Galiza Ano Cero, al grupo de radio del Salto.

Pero esto es sólo el principio. La lista sigue ampliándose semana a semana. En este blog podrás ver las nuevas incorporaciones y quién se suma a la gran familia del salto.

En el primer encuentro de medios interesado en el Salto del 5 y 6 de noviembre acudieron más 120 personas y 22 proyectos comunicativos de todo el Estado.

Independencia demostrable. Creemos que periodismo independiente significa tener un código ético de la publicidad y las subvenciones. Si las grandes corporaciones dominan la economía, la alta política y los grandes medios, ser independientes pasa por no depender económicamente de estas empresas, ni de forma directa ni a través de la publicidad o de los contenidos patrocinados. Las subvenciones y otros tipos de ayudas públicas nunca pueden condicionar la financiación del proyecto ni generar dependencias.

Democracia interna, horizontalidad y propiedad colectiva. Las decisiones más importantes las toma la asamblea general, formada por los socios-suscriptores, los miembros del colectivo editor y la plantilla. Las decisiones que afectan a estos principios fundacionales y al carácter de todo el proyecto en su conjunto (un nuevo Salto, por ejemplo), deben ser aprobadas por los socios suscriptores en una consulta vinculante.

This entry was posted in General. Bookmark the permalink.